22Mayo2017

(1935-49) Nace la Gimnástica Burgalesa

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Nace la Gimnástica Burgalesa

La experiencia no fructificó. Tampoco la Unión Deportiva Burgalesa, cuya vida tan sólo se prolonga durante tres años. La consecuencia de todo ello, es que la afición burgalesa, ávida de fútbol de calidad, se desplazaba en masa a Vitoria a presenciar los encuentros del Deportivo Alavés.

Por fin, surge un club que cuajará: la Gimnástica Deportiva Burgalesa. Sus colores, camiseta blanca y pantalón negro, y su primer presidente Juan Riu Deván. El comienzo no pudo ser más esperanzador, el 25 de mayo de 1936 derrotó en Laserna al Tolosa Sport por 2-0. El inminente comienzo de la Guerra Civil dejó al recién nacido club con la miel en los labios de participar en competiciones oficiales. Pero, al contrario de lo sucedido en el resto del territorio nacional, la contienda no supuso un retroceso en el fútbol en la ribera del Arlanzón.

Al ser Burgos centro neurálgico del bando "nacional", raramente se vio salpicada por la batalla. Ambas cosas propiciaron que en Burgos se dieran cita muchos grandes jugadores de la época, como los Quincoces, Mundo, Bata o Elices para disputar varios amistosos. Finalizado el conflicto bélico, la Gimnástica retomó su actividad. Competía en la Primera Regional de la Federación Astur-Montañesa, y en la temporada 1941-42 se alza con el campeonato y asciende a Tercera División.

Con el ascenso se produce el primer fichaje de relumbrón, el entrenador Amadeo Labarta, quien fuera jugador internacional de la Real Sociedad. Tras el exitoso debut en Tercera la directiva condecoró a varios jugadores, aunque, para todos la estrella del equipo era Carro. Por entonces se hizo popular entre la afición un dicho que rezaba que la Gimnástica eran "Carrito" y diez más. Este delantero fue tanteado por el Real Madrid, que se negó a pagar las cien mil pesetas que se pedían por él. Ante tamaño entusiasmo se vio la necesidad de un nuevo campo que sustituyese al obsoleto Laserna. Así se llego al campo de Zatorre, en el actual barrio de San José Obrero. El primer partido disputado por la Gimnástica  en el nuevo campo le enfrentó al Júpiter leonés  y el marcador reflejó un apabullante 11-1 a favor del equipo local.


El primer partido oficial fue el 4 de Octubre de 1943, cuando no se pudo pasar del empate a cero frente al Avilés. En 1946 se produjo el primer relevo en la presidencia, Juan Riu es sustituido por el prestigioso médico Tomás Rodríguez, que gustaba de bajar al vestuario durante el descanso para motivar a sus jugadores. Es también en 1946, cuando el equipo contaba con 2000 socios cuando se produce un cambio en el nombre del club, que ahora se llamará Gimnástica de Burgos. Tan sólo dos años después el equipo pierde el apelativo de "Gimnástica" y pasa a denominarse Burgos Club de Fútbol.